Un próspero 2020 | Diario Occidente


Este año inicia con el empuje, los sueños y la determinación de los nuevos mandatarios locales. Una oportunidad de refrescarnos, plantearnos nuevas metas y explorar caminos diferentes.

Una buena manera de pasar la página de las alteraciones al orden público, el vandalismo, los daños a la infraestructura y las enormes pérdidas económicas que produjeron las movilizaciones con las que cerró el 2019.

Los mandatarios regionales tienen el reto de contribuir a construir un proyecto colectivo que nos una. En el caso de nuestra región tenemos la ventaja de contar con gobernantes carismáticos, cercanos a la gente a quienes les gusta el dialogo directo con las comunidades. Igualmente, con capacidad de gestión ante el gobierno nacional elemento clave para el desarrollo del departamento y de cada uno de sus municipios. Pero los mandatarios no pueden lograrlo solos.

Es fundamental que la ciudadanía los rodee, los acoja y los apoye generando procesos proactivos para la discusión de los proyectos. La democracia es un mecanismo que plantea una contienda electoral para escoger a quienes nos dirigirán por un corto periodo de tiempo. Sin embargo, hemos transformado el mecanismo en una batalla continua en la que quienes pierden enfocan sus esfuerzos en evitar que los elegidos gobiernen.

Un modelo que desgasta a las personas que nos conducen, entorpece la gestión, frena el desarrollo e impide que tengamos una visión colectiva, unos sueños compartidos por los cuales luchar.

En el 2020 hagamos un esfuerzo por encontrar los puntos en común, démosle a nuestros gobernantes la oportunidad de hacer, aportemos y debatamos sin ofender, construyamos sobre lo construido y fortalezcamos nuestras instituciones.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *